Campers
Image default
Inicio » Beneficios de la Naturaleza Sobre tu Salud Mental y Física
Consejos de Viaje

Beneficios de la Naturaleza Sobre tu Salud Mental y Física

Caminar por la orilla de la playa, sentarse frente a un río, correr en medio de un bosque, o simplemente ir a un parque pueden ser las mejores opciones para mantenerte sano en cuerpo y mente. En medio de una sociedad caótica en la que nos vemos encerrados constantemente en paredes de cemento y nos alimentamos de un vaivén de emociones que se saturan, reencontrarnos con lo que somos -naturaleza- nos brinda la capacidad de borrar todo aquello que nos está restando vida y ganas de vivirla. A continuación, te presento 6 beneficios de la naturaleza para tu mente y cuerpo:

beneficios de la naturaleza en la mente y cuerpo

¿Cuáles son los principales beneficios de la Naturaleza sobre tu salud?

1.- Favorece tu sistema inmunológico

Nuestro organismo requiere de un correcto funcionamiento del sistema inmunológico para mantenernos protegidos ante cualquier enfermedad. Para mejorarlo es común pensar en el uso de medicamentos o llevar una correcta alimentación. Sin embargo, -y tal vez en contra de lo que hasta hoy en día pensabas-, no son los únicos medios que influyen sobre su desempeño.

El efecto que la naturaleza ejerce en nuestra mente y cuerpo es maravilloso, ya que, al estar expuestos a ella, según el investigador Ming Kuo, permite que nos mantengamos en un estado de “descansar” y “digerir” contrario al estado de “lucha” y “huida” que apaga la actividad del sistema inmunológico. Es así que cuando nuestro cuerpo se encuentra relajado y despreocupado beneficiamos a nuestras defensas. Además, ciertas moléculas, iones y bacterias que se encuentran en los árboles, ríos, montañas, cascadas, etc., ingresan a nuestro organismo produciendo efectos antiinflamatorios, antiestrés y mejorando la capacidad de nuestro sistema inmunológico.

2.- Reduce el estrés, depresión y ansiedad

“La naturaleza es combustible para el alma”, dice Richard Ryan, profesor de psicología. Tal vez recuerdas tu última caminata por el campo o acampada con un grupo de amigos, tu pareja o solo; esto no se debe únicamente a que te escapaste de la rutina por unos momentos, sino también a que la naturaleza tiene un efecto terapéutico. Aquellas personas que solo viven rodeadas de paredes de cemento sufren más estrés, ansiedad, déficit de atención y síntomas de hiperactividad.

Pero, ¿Qué hace que todo esto desaparezca cuando entramos en contacto con la naturaleza? Pues la respuesta está en las endorfinas, hormonas encargadas de brindarnos sensaciones de bienestar y felicidad, las cuales se producen cuando estamos en contacto con un ambiente natural, favoreciendo a su vez, a la reducción del cortisol (hormona del estrés). Sin embargo, es interesante mencionar que este mismo efecto se produce en personas que tienen acceso a imágenes de paisajes desde la propia oficina, ya que con tan solo ver elementos naturales (plantas, árboles, etc.), se puede reducir el estrés.

gente acampando en la naturaleza

3.- Mejora las relaciones sociales

El tiempo que las personas invierten en la naturaleza puede contribuir de manera positiva en sus relacionas personales, volviéndolas más generosas y sociables. Además, se ponen de manifiesto comportamientos prosociales como la generosidad y la empatía. En el caso de comunidades que habitan en áreas verdes, surgen más ganas de ayudarse entre sí, compañerismo, confianza y vecindad; a diferencia de aquellos grupos que radican en zonas que carecen de naturaleza en donde existen mayores índices de delincuencia y crímenes.

4.- Mayor funcionamiento cognitivo

Nuestra concentración se ve potenciada cuando habitamos ambientes naturales, esto provoca que se de un mayor rendimiento en los estudios. Basta con que se dedique unos minutos al contacto con la naturaleza para que favorezca a nuestro funcionamiento cognitivo. Al estar distraídos y relajados no hay espacio para el estrés que es el responsable de bloquear nuestro aprendizaje y perjudica nuestro desempeño cotidiano.

Quizás te puede interesar: Razones por las que Deberías Acampar Al Menos una Vez en La Vida

5.- Aumenta la creatividad

Para muchos conocedores de la ciencia, no hemos sido creados para soportar la mayor parte de nuestro tiempo frente a dispositivos electrónicos, por ende, muchas veces esto nos produce una gran fatiga mental. Exponernos a la naturaleza sirve como un restaurador de los procesos mentales agotados permitiendo potenciar nuestra capacidad creativa y de resolución de problemas. No estaría nada mal darse una escapada a la montaña o a la playa si tenemos un gran proyecto personal o laboral que desarrollar y nos sentimos bloqueados o sin ideas, al mismo tiempo que disfrutamos de un hermoso paisaje.

6.- Mayor satisfacción con la vida

Finalmente, otro de los beneficios de la naturaleza está en que nos ayuda a reflexionar, tener pensamientos positivos, haciendo menores los negativos, a dejar de darle vueltas a los problemas que corroen nuestras mentes, a aclarar dudas y encontrar la inspiración necesaria para hacer realidad nuestros objetivos y proyectos. Según estudios, dar un paseo de 90 minutos en medio de la naturaleza reduce la actividad cerebral del área que se relaciona con las ideas negativas, además nos ofrece la sensación de pertenecer a la inmensidad, a un mundo extenso y maravilloso, a sentirnos parte de algo grande; esto provocará que nos sintamos más satisfechos con la vida.

Ya que conocemos los beneficios que la naturaleza brinda a nuestra mente y cuerpo, la idea de dar un paseo por el parque más seguido o escaparse a acampar a las montañas, para alargar la vida, no es tan descabellada después de todo. De ahora en adelante, cada vez que planees tus vacaciones, toma en cuenta que no solo lo estas haciendo para distraerte sino también para mejorar tu salud.

Te puede interesar:

Escribe tu comentario